Blog de NUTHOST

Malware | ¿Cómo proteger mi sitio web de estos ataques?

Un malware es un peligroso y malicioso software diseñado para robar y atacar tu sistema. Conoce cómo funciona y cómo protegerse

Archivos que no abren correctamente, equipos que dejan de funcionar y que parecieran tener vida propia o que son controlados por otra persona remotamente. Estas son algunas de las consecuencias de no cuidar tu computadora o smartphone de los llamados Malware.

Aunque se puede contener este ataque, cada día perfeccionan nuevos virus para hacerlos más letales e imperceptibles por los antimalware. Para saber mejor cómo cuidarnos de ellos, es fundamental conocer de qué se trata y qué virus maliciosos circulan en la web.

¿Qué es un Malware?

Malware es un término utilizado en informática para referirnos a “software malicioso”. Son desarrollados por usuarios malintencionados que buscan apoderarse de un dispositivo. Para ello, se han fabricado miles de virus para que ejecuten tareas en pro de dañar, robar datos, secuestrar el control de los sistemas y más.

Dentro de sus características destaca lo hostil, invasivo y su desagradable ejecución. Este tipo de programa buscar vulnerar la seguridad y debilitar la operatividad de tus equipos. No distingue sistemas operativos, ni muchos menos entre dispositivos. Es decir, puede entrar y alojarse en Windows, Mac, iOS, Android, etc. Además, tiene como propósito alterar el correcto funcionamiento de cualquier aparato infectado

Malware imagen descriptiva

¿Cómo funciona un Malware?

Un malware se aloja en archivos diseñados para que un usuario desprevenido o muy confiado, descargue e instale en su equipo. Por lo general logran pasar desapercibido por su diseño. A pesar de que existen antimalware que los detectan, son disfrazados para parecer un archivo inofensivo.

Pueden llegar por un correo electrónico muy real, por medio de un contacto conocido el cual ha sido infectado o al entrar a un sitio web malicioso. Con dar un clic en estas trampas, ya tienes un malware instalado en tu equipo. Solo es cuestión de tiempo para conocer cuáles son las intenciones de este virus.

Otra forma de contagiar un sistema con un malware es utilizando una memoria USB. Su modalidad de ataque es imperceptible por los antimalware, debido a que se alojan en el interior del dispositivo; y no en los archivos contenidos.

Tipos de Malware

Los malware más conocidos en informática, llevan nombres particulares. Por ejemplo, Ransomware, virus, botnets, spyware; y los más populares como son, troyanos y gusanos. Sin importar el nombre, su objetivo es atacar los sistemas. A continuación, hablaremos un poco sobre ellos; cómo actúan y que pueden alterar:

Troyanos malware

Tal como la historia del “Caballo de Troya”, este malware entra como un inofensivo software, pero al abrir las puestas del equipo, sale de su interior un troyano. Su objetivo puede variar en función a las intenciones de su desarrollador. Por lo general, es la de robar datos, acceder a la puerta trasera del sistema o interrumpir su funcionamiento. Sin embargo, no tienen la capacidad de auto replicarse.

Gusanos Malware

A diferencia de los troyanos; un gusano tiene la capacidad de replicarse dentro de un equipo. Esta acción hace que se extienda a cada rincón del sistema logrando un nivel de infección y ataque superior. Sin embargo, no afectan los archivos, solo el funcionamiento correcto del dispositivo donde se ha alojado.

Ransomware

Un malware al que hay que temerle. Su nombre describe perfectamente lo que busca hacer en un sistema, y es: “pedir un rescate”. Sirve para extorsionar a los usuarios quienes ven cómo su equipo es secuestrado remotamente por un pirata informático; el cual pide una recompensa monetaria por liberarlo.

Adware

Luego de ingresar a una web, comienzan aparecer en la pantalla del navegador muchos anuncios emergentes. Desafortunadamente  si eso te ocurre estas en presencia de un Adware. Hablamos de un virus molesto, invasivo y con ganas de robar datos. Su función principal es registrar todo lo que escribes para tomar esa información personal y venderla en línea.

Botnes

Conocidos como “Redes de bots”; aunque no es propiamente un malware, se ha desarrollado para ejecutarlos. Se trata de una red de equipos o códigos de programación maliciosos que actúan solos como robots. Lo impresionante es que reciben órdenes remotamente para iniciar ataques, enviar spams masivos desde cuentas reales, robar datos, crear falsos anuncios, entre otros.

Rootkit

El Rootkit es un malware el cual convierte al atacante, en administrador del dispositivo atacado. Además, lo hace con una total discreción, manteniéndose oculta durante sus ataques. También, logra pasar desapercibido del sistema operativo e incluso de antimalware.

Registrador de pulsaciones

Claramente su nombre lo explica; lo que hace es registrar las pulsaciones de cada tecla presionada. Las graba y las envía a su creador. Así, este pirata informático puede tener acceso a las credenciales en redes sociales, cuentas bancarias, monederos virtuales, entre otras plataformas.

Exploits

Los exploits por lo general son encontrados en anuncios publicitarios. Su objetivo es ingresar a un sistema y apoderarse del control del equipo. Sin embargo, son difíciles de detectar porque trabajan de manera malintencionada. Se muestran como un sitio web confiable – y lo son – pero, sirven de puente entre sitios maliciosos para pasar el descargable infectado de un punto a otro. Lo más grave es que la infección ocurre sin necesidad de hacer clic en ningún lado, solo ingresando a la web.

Spyware

Es un malware netamente para espiar, el cual mantiene comunicación con su creador o controlador, quien recibe la información directa. Es muy utilizada por parejas que desconfían de su “media naranja”. Sin embargo, es un software que también se usa en materia de seguridad por parte de empresas quienes buscan conocer qué hacen sus empleados.

¿Cómo saber si mi equipo está infectado?

Existen varios métodos para saber si tu dispositivo se encuentra o no infectado por un malware. Para ello, debes evaluar las siguientes actividades:

  • Mensajes emergentes. Si observas un incremento de pantallas emergentes en tu equipo, seguramente un adware está haciendo de las suyas.
  • Uso de los datos. Los malware toman los datos de los móviles como vía de comunicación con su creador. Si este valor incrementa, alguien está dentro de tu móvil.
  • Cargos extras de facturación. Si recibes facturas con montos extras, un malware te acecha.
  • Batería baja. En caso de ver una baja en batería, pese a que no has usado el equipo con tanta intensidad, puede ser otro indicio.
  • Bajo rendimiento. Tanto el ordenador como el móvil, pueden ver afectado su rendimiento. También, se calienta mucho pese a que no se usa con frecuencia.
  • Apps nuevas. Si notas una nueva app en el equipo, que no has descargado, quiere decir que tienes un virus.

Prácticas para evitar ser víctima de un malware

Lo primero que debes hacer es instalar un buen antimalware como SilonFix. Ejecútalo para que haga un análisis del sistema. Si encuentra algo sospechoso lo informará, a la vez que lo eliminará. Puedes realizar un respaldo de todos tus archivos y formatear el sistema operativo, para empezar de cero.

Vuelves a escanear y acto seguido dar giro a tus credenciales. Te recomendamos cambiar todas las contraseñas de las plataformas digitales que gestionas. Es fundamental no dejar ninguna de ellas sin un cambio radical. Todo esto para estar más seguro en caso de que alguien ya tenga tus datos.

Por otra parte, es necesario tener todos los sentidos alertas cuando navegues por internet. Existen muchas páginas de buena reputación y confiables que puedes visitar. Además, no abras ni descargues archivos extraños, incluso si vienen de un conocido. Es mejor prevenir que lamentar, y lo que debes hacer es llamar a la persona y confirmar de qué se trata.

Vigila bien esos correos que llegan a tu bandeja de entrada. Examina sus palabras, logos, enlaces y contenido. Si algo te parece fuera de lo común, elimínalo y hazle saber a la empresa remitente lo que ha ocurrido.

Estar alerta cuando se navega por internet es necesario, y más al tener información de alto valor. También, si se tiene una página web hay que cuidarla para garantizar la seguridad de tu contenido y de tus visitantes. Para ello, contar con un buen servicio de hosting es fundamental.

Tagged in:,
Acerca de